DCSIMG
Paso a paso

Aprender a ir al baño no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Es un proceso que se va dando paso a paso, y que como tal tiene sus éxitos y fracasos. Como padre es importante que te mantengas positivo y entusiasta durante todo el recorrido. Los siguientes pasos ilustran las diferentes victorias que irán conquistándose conforme se avanza y que como padre debes alabar, recompensar y celebrar con tu pequeño.

Obtener un Escusadito
El primer gran paso en el entrenamiento es obtener un escusadito "nica", ya que tu hijo, necesita inculcarse en el proceso y sentirse emocionado por tener su propio lugar para ir al baño. Hazle saber que el escusadito es para él. El escusadito también es importante, porque es de su tamaño, y al utilizarlo más fácilmente también hará que el aprendizaje sea más sencillo.

Conseguir Calzones Entrenadores
Es el siguiente paso y consiste en decirle a tu hijo que ya no utilizará más pañales. Esto puede provocar un poco de confusión, de modo que es importante que le indiques que los pañales son para bebés y que los Pull-Ups® son para Niños Grandes. Incentívalo diciendo que se está convirtiendo en un Niño Grande. Deja que los enseñe y presuma a otras personas.

Identifica el Frente de la Parte Posterior
Una parte importante del entrenamiento es saber cómo ponerse la ropa. Motiva a tu hijo a que te enseñe la diferencia entre el frente y la parte posterior de su calzoncito, y recompénsalo por saber la diferencia. Los Pull-Ups® tienen diseños como de ropa interior, lo que facilita aún más hacer la distinción. Asegúrate de decirle a tu pequeño lo inteligente que es y lo orgullosa que te sientes de él.

Sentarse en el escusadito
Tu hijo necesita sentirse confortable al sentarse en el escusadito en la medida que progresa en el entrenamiento. A algunos niños esta situación les provoca bastante miedo. Una parte importante del entrenamiento es asegurarte que tu pequeño se siente bien sentándose en el escusadito. Hazle saber que los niños y los adultos lo hacen. Mantén el enfoque divertido y positivo para facilitar que lo haga.

Saber cuándo hay que ir al baño
Los Niños Grandes saben cuándo hay que ir al baño. Esta es una razón muy importante para celebrar, aunque no sea en el momento más oportuno. Siempre retroalimenta positivamente a tu hijo y harás del proceso algo agradable para los dos.

La primera ida al baño exitosa
Obviamente, este es un logro mayor en el proceso y debe ser fuertemente enfatizado y reforzado positivamente. Asegúrate de hacer algo verdaderamente especial para tu hijo para conmemorar su logro. Anima a tu hijo a que cuente a otros qué es lo que acaba de lograr.

Continúa reforzando que no solamente conocerá cuál es la parte delantera de la posterior del calzoncito, sino que también se los aprenderá a poner y quitar. Dile que Mamá y Papá también se quitan y ponen su ropa por sí solos.

Vaciar el contenido del escusadito
Si tienes un escusadito con depósito portátil, tu pequeño también podrá aprender a colaborar a vaciar su pipí y popó en el escusado para después jalarle al baño. Esto le ayudará también a formar sus hábitos de limpieza en el futuro. No olvides que también lavarse las manos es parte del entrenamiento.

*Textos desarrollados en colaboración con la Dra. Laila Anguiano (Psicoterapeuta Infantil)

® Todos los nombres, logotipos, marcas registradas y contenidos son desarrollo y propiedad de de Kimberly-Clark Worldwide, Inc., o sus subsidiarias o afiliadas. © Derechos Reservados KCWW 2012. Tu visita a este sitio y el subsecuente uso de la información contenida en él están sujetos a los términos de nuestra Declaración Legal. Por favor revisa nuestro Aviso de Privacidad. Las marcas comerciales, íconos y logotipos de terceros en el sitio son propiedad exclusiva de sus respectivos dueños. Este sitio contiene enlaces a otras páginas operadas por terceras empresas, Kimberly-Clark de México S.A.B. de C.V. no se hace responsable por el contenido de las mismas ni por las fallas en su funcionamiento.